¿Cómo y cuándo usar tu fondo de emergencia?

En el último año, millones de personas alrededor del mundo han visto sus finanzas de cabeza por culpa de la pandemia. Miles de negocios a lo largo del continente han cerrado sus puertas, afectando a sus trabajadores. Así como algunos gobiernos destinaron recursos de emergencia para paliar esta situación, es muy probable que hayas tenido que hacer uso de tu fondo de ahorros de emergencia. 

Para la mayoría de los expertos financieros, la clave de un fondo de ahorro es tener entre tres y seis meses de los gastos esenciales de una persona. Por supuesto, esta cantidad varía de persona a persona, y acorde a cada situación, pero las razones para tenerlo no cambian mucho: soportar algún tipo de dificultad financiera inesperada en algún momento. 

Para la mayoría de la gente, tener esta cantidad de dinero en su cuenta de ahorro puede tomarle años, por lo que debe de considerarse que el utilizarlo debe de ser algo para considerar a fondo. ¿Cuándo es válido usar este fondo? Algunas de las situaciones más comunes son: 

  1. Una emergencia médica inesperada, ya sea tuya o de alguien cercano. 
  2. La reducción o pérdida de un ingreso fijo debido al despido o una enfermedad que impida que trabajes
  3. Una reparación casera inesperada y a gran escala que requiera atención inmediata. 
  4. Una reparación inesperada de tu vehículo de transporte primario

Sin un fondo dedicado a las emergencias, la mayoría de las personas se ven obligadas a contraer grandes cantidades de deuda, que continuará creciendo como resultado de arrastrar un saldo negativo cada mes, y los intereses que esto conlleva. Evitar caer en este escenario debería ser la razón principal para tener ahorros de emergencia, por lo que en caso de estar listo, ninguna situación lo tomará desprevenido. 

¿Qué podría no ser considerado una emergencia, pero puede entrar en consideración? 

Aquellas cuentas por pagar que tenemos de forma regular o parcial no pueden justificarse como emergencias. 

  1. El mantenimiento inesperado de una sección de su caso puede ser considerado una emergencia, pero la remodelación del mismo, o la ampliación de su hogar no debe ser considerada como una emergencia, y por lo tanto, no debería usar su fondo para esto. 
  2. Una reparación casera inesperada y a gran escala que requiera atención inmediata puede ser considerada una emergencia, sin embargo, el mantenimiento regular del mismo (reemplazo de aceite, balanceo, ajuste de frenos, reemplazo de llantas) no debería ser considerado como tal. Si su vehículo no es un medio de transporte fundamental para su trabajo, piense dos veces antes de usar su fondo de emergencia en él . 

La planeación es la clave para pagar aquellos gastos inconvenientes pero necesarios. Recuerde que tener un bien implica que tendrá que pagar algún tipo de mantenimiento o seguro para cuidar su inversión. La mejor forma de hacerlo es establecer una cuenta de ahorro dedicada exclusivamente para esta función. De esta forma, separando este dinero de sus ingresos mensuales le ayudará a tener un segundo fondo que no afecte ni su fondo principal de emergencia, ni sus gastos por pagar. 

Por último, si tus ingresos fueron impactados por la reciente pandemia, intenta exhaustivamente agotar todos los recursos a tu disposición antes de tocar tu fondo de emergencia. Si terminas utilizándolo, reduce tu presupuesto y limita tus gastos tanto como sea posible, y recuerda que tus ahorros de emergencia fueron creados para tiempos como este, así que no te preocupes en usarlo, pero hazlo sabiamente. Si se trata de reparar tu vida financiera, cuenta con el apoyo de los especialistas de Saldo Cero, que te ofrecerán una alternativa para tener el pago más bajo mensual del mercado, y pagar hasta el 70% menos de tu deuda. Contáctenos hoy para obtener información sobre nuestros servicios.

Otros artículos más vistos

¿Cuáles son los peores tipos de deuda?

¿Cuáles son los peores tipos de deuda?

  En el mundo de las finanzas, un hecho simple, pero a menudo pasado por alto, es que…

Leer más
¿Cómo equilibrar la salud y las finanzas?

¿Cómo equilibrar la salud y las finanzas?

La salud financiera y personal están más conectadas de lo que muchos creen y se han realizado numerosos…

Leer más
¿Se puede tener vacaciones sin acumular más deudas?

¿Se puede tener vacaciones sin acumular más deudas?

Aún con el reciente repunte de casos que parecen avisar un repunte de la pandemia que hemos vivido…

Leer más