5 excelentes consejos para lograr una buena clasificación de gastos personales

A pesar de que cientos de especialistas en finanzas recomiendan que las personas tengan una buena clasificación de gastos personales, lo cierto es que muchos hombres y mujeres aún no la tienen. Y no lo hacen no porque no quieran o no les interese, sino porque no saben cómo hacerlo o qué pasos deben seguir. ¿Te pasa lo mismo? 

Si hoy en día también quieres aprender a clasificar tus gastos porque te interesa modificar tu relación con el dinero que ganas mes con mes o porque quieres obtener una buena salud financiera, continúa leyendo esta publicación. Verás que después de leer las siguientes líneas podrás entender cómo clasificar tus gastos y sentirte más tranquilo y seguro con tu dinero. 

  1. Para que no te lleves sorpresas, toma en cuenta todos los gastos que tienes al mes, incluyendo deudas, inversiones, fondo de emergencia, donaciones, tu pensión y ahorros. Pues el grave error de decenas de personas es considerar únicamente gastos recurrentes como el pago de una renta, colegiaturas, despensa, luz, agua, internet y gas, entre otras cosas. Por esa razón, cada fin de mes terminan desconcertadas y angustiadas por no saber cuál es el destino de su dinero o qué hacen con él. 
  2. Para lograr una buena clasificación de gastos personales, debes ser consciente de que el monto de tus gastos no será igual cada mes, y que, por lo tanto, debes volverte más precavido. Por ejemplo, si pensaste que durante seis meses ibas a gastar la misma cantidad de dinero, pero al segundo mes comienzas a ver que tus gastos incrementan, en ese momento tienes que poner manos a la obra y comenzar a pensar qué puedes hacer para controlar o minimizar tus gastos. 
  3. La buena clasificación de gastos personales no se logra de la noche a la mañana, así que sé paciente. Reflexiona que aprender a controlar, manejar y administrar el dinero que gastas te tomará algunos días e incluso algunos meses. Así que no te presiones y no sueltes la constancia.
  4. ¿Ya sabes cuánto dinero vas a gastar los próximos meses? Si la respuesta es sí, intenta respetar esa cantidad de dinero y no te excedas en gastos innecesarios. Por ejemplo, si ya tienes planeado cómo vas a dividir tus próximas quincenas, pero por alguna razón en el transcurso del tiempo quieres comprarte ropa o algún objeto, ten fuerza de voluntad y evita hacer esa compra. En ese caso, mejor anota en un cuaderno qué es lo que quieres comprar y realiza el gasto en un futuro. 
  5. La clave para conseguir una buena clasificación de gastos personales es saber cómo nombrarlos; es decir, ¿sabías que los gastos de una persona se pueden clasificar en recurrentes y hormiga? Los gastos recurrentes son los que ejecutas mes con mes y que bajo ninguna circunstancia debes de dejar de hacer; aquí se incluyen los gastos de alimentación, vivienda, educación y salud. Mientras que los gastos hormiga son aquellos que disminuyen el valor de tu economía, no aportan nada a tu bolsillo y generalmente no te dejan una inversión; por ejemplo, pueden ser salidas al cine, comidas en restaurantes, reuniones con amigos, paseos de fines de semana, etc. 

Una vez que aprendas a distinguir cuáles son los tipos de gastos que realizas, a partir de eso sabrás cómo nombrarlos y, sobre todo, cuáles son los de mayor prioridad.  

Tu relación con el dinero es única y especial, así que trátala con el respeto, la paciencia, la confianza y la dedicación que se merece. 

¿Sabes qué pasa con el dinero de tus quincenas a final de mes? Si a estas alturas crees que no tienes un control sobre tu dinero, será mejor que sigas estos consejos y comiences a utilizar una que otra herramienta financiera. Por ejemplo, hoy en día existen aplicaciones digitales con las cuales puedes gestionar tu dinero, ya que ofrecen recordatorios, carteras personalizadas, consejos, etc. 

Consulta más artículos informativos en Saldo Cero

Si el artículo te pareció interesante y te ayudó a entender qué pasos debes seguir para lograr una buena clasificación de gastos personales, compártelo en tus redes sociales o con tus conocidos más cercanos que, al igual que tú, buscan cambiar su relación con el dinero y las finanzas. 

No te dejes intimidar por lo desconocido, estar informado puede cambiarte la vida más de lo que imaginas, por ese motivo, mantente al pendiente de nuestras próximas publicaciones.

Sobre nosotros…

Saldo Cero es una reparadora de crédito con excelente reputación a nivel internacional. Ayudamos a las personas a liquidar las deudas que tienen con el banco u otras entidades financieras, a través de un plan de aportaciones mensuales, el cual evita préstamos nuevos y está diseñado para pagar hasta un 70% menos de la deuda original. Si estás interesado en el programa de la empresa Saldo Cero, ingresa aquí, llena un formulario y obtén una asesoría gratuita ahora.

Otros artículos más vistos

¿Qué es un deudor y un acreedor? Conoce los elementos de esta relación financiera

¿Qué es un deudor y un acreedor? Conoce los elementos de esta relación financiera

Si adquiriste un crédito o un préstamo, entonces el poder saber qué es un deudor y un acreedor,…

Leer más
¿Por qué la gente no teme endeudarse?

¿Por qué la gente no teme endeudarse?

¿Por qué la gente no teme endeudarse y se mantiene endeudada? Si estás buscando procurar tu estabilidad financiera,…

Leer más
7 formas de hacer compras responsables mientras cuidas el planeta

7 formas de hacer compras responsables mientras cuidas el planeta

El aspecto de la sobreproducción ha puesto en jaque la situación climática mundial. Si bien el rol de…

Leer más