Cómo desarrollar una mentalidad monetaria

¿Qué significa desarrollar una mentalidad monetaria? En pocas palabras, es la actitud que tienes sobre el dinero y las finanzas. Puede tener un impacto significativo en tu capacidad para lograr tus objetivos financieros. Incluso con las mejores intenciones de eliminar deudas y aumentar su capital económico, tener una mentalidad negativa sobre el dinero puede hacer más difícil superar desafíos y tomar mejores decisiones que conduzcan a la abundancia financiera. A menudo, esta mentalidad en torno al dinero se establece cuando somos jóvenes e impresionables y terminamos llevándolo con nosotros, a menudo inconscientemente, hasta la edad adulta, e influye en todas las decisiones financieras que tomamos.

La diferencia entre tener una mentalidad positiva sobre las finanzas y una negativa afecta directamente el curso de acción que elijas tomar. Una actitud positiva hacia tus finanzas te permitirá ser decisivo y hacer lo necesario para mejorar tu vida financiera; es decir, pagar deudas o ahorrar un porcentaje de tus ingresos. Sin embargo, tener una perspectiva negativa es un caldo de cultivo para la procrastinación y contribuye a sentimientos abrumadores que te hacen tener miedo de tomar las medidas necesarias para lograr tus objetivos.

Cuando cambias tu forma de pensar, tu mente comenzará a buscar y entregar las respuestas que coincidan con tus expectativas de una mejor realidad financiera. Entonces, ¿cómo desarrollas una gran mentalidad de dinero? Si piensas en tu deuda y automáticamente te sientes derrotado o pensado “No puedo pagar eso” o “No gano suficiente dinero para ahorrar”, entonces estás operando desde un guión negativo sobre las finanzas.

Incluso pudiste haber adoptado estos discursos de tus padres y ni siquiera saberlo. Por ejemplo, ¿has escuchado alguna vez la frase “el dinero no crece en los árboles”? Si es así, es posible que un adulto bien intencionado te haya dicho eso, tratando de inculcarte un sentido de responsabilidad fiscal, pero pudo haber tenido el efecto adverso, es decir, sembrado la creencia de que no hay abundancia de dinero o que el dinero siempre es escaso.

Otra forma de mejorar nuestra mentalidad monetaria es capacitarnos para estar “orientados a las soluciones”. Esto significa que, en lugar de concentrarte en un problema, cambias tu forma de pensar con las posibles soluciones que existen para cualquier desafío financiero que puedas estar enfrentando, y adoptar un enfoque activo para resolverlo. Ya sea que tengas una deuda de $3,000 o $30,000, aún puedes diseñar estrategias para eliminarla. Al adoptar un enfoque de las finanzas orientado a la solución, comenzarás a comprender que cualquier circunstancia puede superarse o mejorarse y buscarás oportunidades para que suceda.

Otro factor importante en el desarrollo de una mentalidad monetaria es ser proactivo en la planificación de la dirección de tu dinero. El dinero necesita un enfoque y una dirección, y depende de nosotros tener la disciplina para dirigir nuestro dinero en la dirección que queremos para que lo usemos para lograr nuestros objetivos. No somos esclavos del dinero, somos su amo. Las personas deben realizar un seguimiento de sus ingresos y gastos. Si no tienes un plan para tu dinero, seguirás teniendo una vaga idea sobre su propósito, y el resultado será un despilfarro innecesario de un recurso que, en cambio, debería estar trabajando para ti y para mejorar tu futuro.

Otra forma de lograr una mentalidad monetaria es reconocer y eliminar el gasto emocional. A menudo, el dinero para gastar se convierte en un bálsamo para otras áreas de nuestra vida en las que lo estamos pasando mal. No caigas en la trampa de usar dinero para brindar un alivio temporal a un problema, pues terminarás pagándolo más tarde, probablemente en forma de grandes pagos con tarjeta de crédito, cargos por intereses y tarifas si esos pagos no se pueden hacer a tiempo. Al igual que consumir antojos repetidamente puede conducir a la obesidad, también puedes gastar emocionalmente y generar una serie de desafíos financieros en el futuro. También es indicativo de que no has dado el paso de dirigir tu dinero de manera adecuada.

Como cualquier otra cosa, crear una mentalidad monetaria requiere trabajo y compromiso. Deberás tener paciencia mientras desarrollas un nuevo músculo (cognitivo). Piensa en ello como cuidar un jardín: para que florezcan las frutas, verduras y flores, es necesario crear el entorno adecuado. En este caso, estos pasos actúan como el suelo, el agua y la luz del sol que proporcionarán un entorno fértil para que tu conciencia de riqueza eche raíces, crezca y florezca. ¡Nos leemos en la siguiente ocasión! 

Otros artículos más vistos

¿Por qué es mala idea pedir préstamos para salir de deudas?

¿Por qué es mala idea pedir préstamos para salir de deudas?

Si tienes más de una deuda de tarjetas de crédito, sabrás lo frustrante que puede ser tratar de…

Leer más
Acelera la reducción de tu deuda

Acelera la reducción de tu deuda

La deuda prolongada, o peor aún, el aumento de la deuda es un sentimiento debilitante. Sin embargo, puedes…

Leer más
Finanzas inteligentes para principiantes

Finanzas inteligentes para principiantes

El dinero afecta casi todo lo que hacemos en una sociedad moderna. Sin tener conocimientos financieros, es difícil…

Leer más