Cómo negociar una deuda con el banco en 3 pasos. ¡Recupera tu tranquilidad!

Así como en la adolescencia llegaste a negociar con tus padres una salida con tus amigos a cambio de limpiar tu habitación o terminar a tiempo las tareas de la escuela, en la actualidad también existe la posibilidad de que puedas negociar una deuda con el banco y sentirte más tranquilo y relajado. 

Si recientemente sufriste un accidente, te quedaste sin empleo o se presentó un gasto imprevisto que redujo tu capacidad de pagar a tiempo una deuda con el banco, debes saber que existe la posibilidad de que puedas liquidar tu deuda sin llegar a escenarios desagradables, desafortunados y estresantes. 

Por lo regular, las deudas se vuelven inmanejables a medida que los intereses moratorios aumentan sin control y no las personas no hacen nada al respecto. ¿Estás aquí porque quieres saber cómo negociar una deuda con el banco? Si ha llegado el momento en el que, por más que quieres controlar una deuda esta no deja de crecer, puedes hacer lo siguiente: 

Paso 1: comunícate por llamada telefónica con la institución financiera que te otorgó tu crédito y agenda una cita. O bien, acude personalmente a la ventanilla de atención a clientes y solicita hablar con un agente bancario. 

Paso 2: durante tu reunión con un agente bancario, explícale la situación por la que atraviesas y demuestra que estás dispuesto a pagar tu deuda, solo que tu contexto y situación no es la mejor. 

Paso 3: después de esto, existe la posibilidad de que el agente bancario te ofrezca dos métodos de liquidación de dudas. El primero se trata de una consolidación de deuda y generalmente consiste en obtener un préstamo para pagar otros préstamos; mientras que el segundo es una reestructuración de deuda, la cual se trata de una renegociación entre el acreedor y el deudor, es decir, se cambian las condiciones pactadas del crédito original, por ejemplo, existe la posibilidad de que se ajuste el plazo a pagar y la tasa de intereses. Para este punto, elige la opción que mejor se ajuste a tu situación financiera actual. 

¡Tú ganas, el banco gana!

El interés que tienen las instituciones financieras, por lo general, no es amenazarte, embargarte y quedarse con tus pertenencias o bienes, ya que eso implica la inversión de tiempo y dinero, sino que buscan que les pagues el dinero que le debes. Así que, si estás pensando en liquidar una deuda, ten presente que tú ganas y el banco gana, ya que él recupera lo que invirtió en ti y tú esa paz y tranquilidad que tanto buscas. 

En la actualidad muchos hombres y mujeres desconocen cómo negociar una deuda con el banco porque nunca antes habían tenido la necesidad de hacerlo o porque siempre habían tenido la liquidez suficiente para saldar sus deudas, por ese motivo, es importante que tengas presente este tipo de información y te des cuenta de que, incluso en temas financieros, siempre existen soluciones

Esperando que esta información haya cambiado tu perspectiva sobre el tema, recuerda que estar informado siempre te ayuda a tomar decisiones más sensatas en el futuro. Si te fue útil este artículo informativo, continúa leyendo el resto de las publicaciones de Saldo Cero. Aquí encontrarás información que te ayudará a nutrir tu educación financiera. 

Recupera tu tranquilidad y la salud de tus finanzas personales

¿En la actualidad tus deudas son inmanejables a tal grado de que una negociación con el banco es imposible? En Saldo Cero te ayudamos a recuperar el control de tus finanzas personales sin la necesidad que solicites un crédito nuevo o experimentes escenarios desagradables. 

¡Olvídate de las llamadas molestas y engorrosas del banco, la oportunidad de saldar tu deuda sí es posible! Saldo Cero es una reparadora de deudas con éxito a nivel internacional que te ayuda a pagar hasta un 70% menos de lo que debes. 

Beneficios: 

  • Te ofrecemos un programa personalizado y diseñado para reducir en un gran porcentaje tu deuda inicial. 
  • Con Saldo Cero puedes reunificar tus deudas sin pedir créditos nuevos.
  • La manera en la que liquidas tu deuda es a través de un plan de aportaciones mensuales, mismo que se ajusta a tus ingresos y estado financiero actual.  
  • Negociamos el mejor descuento posible sobre el total de tu deuda y, al concluir con tu plan de aportaciones, te entregamos un certificado de liquidación. 

¡Da el primer paso y consigue la estabilidad financiera que tanto has buscado!

Para tramitar tu programa personalizado comunícate con uno de nuestros asesores expertos al  800 880 4517 y recibe la información necesaria sobre el proceso. O bien, llena aquí un formulario y obtén una asesoría gratuita ahora. 

Información importante:

  • El mínimo de adeudo total debe ser de $30,000
  • Las deudas no garantizadas y sin aval, como las deudas de tarjetas de crédito y los préstamos bancarios o de financieras, son los tipos de deuda que califican para entrar en nuestro programa.

Otros artículos más vistos

¿Por qué es mala idea pedir préstamos para salir de deudas?

¿Por qué es mala idea pedir préstamos para salir de deudas?

Si tienes más de una deuda de tarjetas de crédito, sabrás lo frustrante que puede ser tratar de…

Leer más
Acelera la reducción de tu deuda

Acelera la reducción de tu deuda

La deuda prolongada, o peor aún, el aumento de la deuda es un sentimiento debilitante. Sin embargo, puedes…

Leer más
Finanzas inteligentes para principiantes

Finanzas inteligentes para principiantes

El dinero afecta casi todo lo que hacemos en una sociedad moderna. Sin tener conocimientos financieros, es difícil…

Leer más