Grandes estrategias para reducir las deudas y generar finanzas saludables

Uno de los mayores impedimentos para tener finanzas saludables es llevar una carga pesada de deuda. Cuando se trata de hacer frente a las deudas, nada sustituye a arremangarse y hacer el trabajo duro. Y aunque ninguna solución es completamente infalible, las siguientes estrategias de reducción de la deuda ayudarán a detener el ciclo interminable de la deuda.

Deje de crear más deuda

La primera forma segura de reducir la deuda es dejar de pedir dinero prestado. No lo sacará de su deuda actual, y solamente hará que su situación de deuda crezca y empeore. Tome la decisión consciente de dejar de usar sus tarjetas de crédito, congelar las líneas de crédito y reducir los gastos innecesarios.

Organización financiera 

Afronte el problema de frente. Organice todos los estados de cuenta de préstamos y créditos en una hoja de cálculo para que pueda ver de un vistazo cuánto debe por acreedor, las tasas de interés respectivas, la cantidad mínima requerida de cada uno y las fechas de vencimiento. Poner su deuda en perspectiva creará una huella en su conciencia, en lugar de una imagen vaga en el fondo de su mente.

Seguimiento de gastos

Empiece por crear un perfil de gastos de 90 días. Esto le mostrará las diferentes categorías en las que realmente está gastando. Desglose todos sus gastos mensuales: alquiler, comida, gas, servicios públicos, primas de seguros, ropa, entretenimiento, etc. Su historial de gastos le dará una visión general de su flujo de efectivo dentro de un período en particular. Una vez que implemente un sistema como este y se comprometa con él todas las semanas, se sorprenderá de lo fácil que es adelantarse a las deudas.

Utilice un presupuesto 

La creación de un presupuesto es un paso crucial en la reducción de la deuda. Armado con un historial de gastos de 90 días que rastrea sus ingresos y gastos, fije su mirada en la creación de un presupuesto. No existe una solución única para todos cuando se trata de crear un presupuesto, pero la clave es ser realista. Introduzca recortes y sacrificios manejables, pero evite los recortes totales. Los pequeños ajustes a menudo conducen a ahorros incrementales pero significativos a lo largo del tiempo. 

Construya desde ahora un fondo de emergencia 

Trate de ahorrar eventualmente de tres a seis meses de gastos. Los fondos de emergencia son salvavidas muy importantes para evitar volver a endeudarse. Con demasiada frecuencia, las tarjetas de crédito se convierten en la fuente predeterminada de fondos para emergencias y, sin un colchón de fondos para esas eventualidades, volver a endeudarse es casi una certeza.

Si con estos consejos no logra salir de sus deudas, recuerde que en Saldo Cero estamos para ayudarle, ¡Contáctenos ahora! 

Otros artículos más vistos

¿Por qué es mala idea pedir préstamos para salir de deudas?

¿Por qué es mala idea pedir préstamos para salir de deudas?

Si tienes más de una deuda de tarjetas de crédito, sabrás lo frustrante que puede ser tratar de…

Leer más
Acelera la reducción de tu deuda

Acelera la reducción de tu deuda

La deuda prolongada, o peor aún, el aumento de la deuda es un sentimiento debilitante. Sin embargo, puedes…

Leer más
Finanzas inteligentes para principiantes

Finanzas inteligentes para principiantes

El dinero afecta casi todo lo que hacemos en una sociedad moderna. Sin tener conocimientos financieros, es difícil…

Leer más