Seis formas en que un programa de reparación de crédito puede mejorar tu vida

Cuando te encuentras en una situación inmanejable con respecto a las deudas, a veces la mejor estrategia es buscar los servicios de un profesional para que te ayude a aliviar la carga que está experimentando. Un programa de reparación de crédito está diseñado para ayudar a las personas calificadas que atraviesan dificultades financieras a pagar sus deudas en mucho menos tiempo del que podrían hacerlo pagando las cantidades mínimas cada mes. 

Al inscribirte en un programa de reparación de crédito, los negociadores profesionales se comunican con los acreedores y las empresas de cobranza en tu nombre para ayudarte a solucionar los saldos de su deuda y asegurar la liquidación del saldo total de la cuenta a cambio de un pago parcial. Negociar una gran cantidad de deuda por tu cuenta puede ser abrumador, especialmente si no estás familiarizado con cómo tratar con los acreedores, abogados y compañías de cobranza. 

¿No crees que sea una razón suficiente para elegir este método para terminar con tus deudas? Aquí algunos beneficios adicionales que te ayudarán a tomar la mejor decisión financiera para ti:

  1. Ahorro de costos

Seamos sinceros. Si te encuentras en una situación en la que tus deudas se han vuelto inmanejables, el aspecto más abrumador es probablemente el costo de salir de ellas. Un programa de liquidación de deudas ayudará inmediatamente a estabilizar tu situación financiera al negociar montos significativamente reducidos. Cuando tus deudas se reducen de forma considerable, puede ser mucho más manejable salir de deudas y mantenerse libre de ellas. No solo ahorrarás dinero sino también potencialmente meses, o incluso años, de tarifas acumuladas y cargos por intereses que se habrían acumulado si no hubieras dado el paso de solicitar ayuda profesional.

Cuando te inscribes en un programa de reparación de deuda, los negociadores se comunican con tus acreedores o agencias de cobranza para liquidar tus deudas en su totalidad con pagos de suma global por una fracción del saldo original. Si bien no se pueden liquidar todas las deudas, a menudo la experiencia de una empresa de liquidación de deudas puede ahorrarte dinero porque es posible que tus acreedores no hubieran acordado negociar si los hubieras contactado directamente. 

2. Reducción de las condiciones de pago

En lugar de hacer pagos interminables que irán directamente a los intereses, la liquidación de deudas con los programas de reparación de crédito te permiten pagar tus deudas en menos tiempo. En última instancia, estarás pagando menos y acortando el plazo de pago general cuando los negociadores pueden llegar a un acuerdo con el acreedor por una cantidad reducida.

La mayoría de los programas de reparación de crédito te brindan la oportunidad de resolver tus deudas en un plazo determinado de tiempo, acorde a tu capacidad de pago. Es muy probable que pases mucho más tiempo, a veces más de diez años, tratando de saldar las deudas por tu cuenta. El poder del interés compuesto puede ser bastante costoso y, a menudo, terminarás pagando significativamente más que el saldo original.

3. Tranquilidad emocional

A menudo, la carga psicológica y mental de sentirse enterrado bajo una montaña de deudas puede conducir a problemas importantes de estrés o incluso manifestarse de otras formas físicamente perjudiciales. El alivio que proviene de manejar una deuda que parecía inmanejable, con el objetivo de estar libre de deudas, es extremadamente reconfortante. Si puedes lograr esto por menos de la cantidad total en un período de tiempo mucho más corto, de repente te sentirás más animado y esperanzado. También hay mucho que decir acerca de tener un profesional capacitado que trabaje en tu nombre y que esté allí para consultar y responder preguntas a medida que avanzas en el proceso. El objetivo final es encontrar un programa que se adapte a tus necesidades y circunstancias financieras únicas, y te ayude a llegar a un lugar mejor, tanto financiera como mentalmente. Cualquier programa de reparación de crédito debería ayudarte a reducir el estrés, no aumentarlo. 

4. Protección de los acreedores

Recibir llamadas de acreedores o empresas de cobranza puede resultar bastante molesto, por no mencionar estresante. Cuando contratas a reparadora de crédito ya no tienes la obligación de seguir comunicándote con ellos. Los negociadores profesionales tomarán las riendas en este sentido y te liberarás del estrés diario de las incesantes llamadas y amenazas. Cuando estás representado por una reparadora de crédito, tus derechos están protegidos y los acreedores no realizarán un hostigamiento continuo. Si los acreedores intentan comunicarse repetidamente o se involucran en un comportamiento abusivo, tienes derecho a presentar una denuncia ante REDECO o pedirle a los expertos que la realicen por ti. 

5. Conseguir la anhelada libertad financiera 

La parte más satisfactoria de liquidar tus deudas es el resultado final. Si bien puede que no sea posible en todas las situaciones eliminar el 100% de tu deuda, el objetivo es pagar tanto como sea posible. Cuando has estado abrumado por las deudas durante meses o incluso años, no hay mejor sentimiento que sentirse finalmente libre de esa lucha.

Una vez que hayas reducido tu deuda a niveles manejables o incluso mejor, logrado el objetivo de estar libre de ellas, deberás tomar las medidas necesarias para mantenerte libre de deudas y comenzar a reconstruir tu crédito. No pidas prestado más de lo que puedas devolver en un plazo máximo de un mes y reduce al mínimo el uso de créditos. Asegúrate de que tus obligaciones mensuales estén cubiertas y trabaja para aumentar tus ahorros y, con el tiempo, verás cómo mejora tu futuro financiero.

6. Mejorarás tu perspectiva a largo plazo 

Una vez que hayas completado un programa de reparación de crédito, podrás comenzar a concentrarte en hacer crecer tus finanzas. Con una deuda baja o nula, tu calificación crediticia comenzará a mejorar y con más dinero liberado para mayores ahorros, podrás comenzar a crear un futuro financiero abundante. Determina lo que valoras y establece algunas metas a corto y largo plazo para ti y tu familia. ¿Quieres comprar una casa, ahorrar para los gastos universitarios de tus hijos o diversificar tus inversiones? Todo esto y más es posible una vez que hayas superado la carga de la deuda.

Por último, es importante que sepas que en Saldo Cero, si calificas para una de nuestras asesorías telefónicas, te ayudaremos a conocer tu situación en Buró de Crédito, además de recibir información sobre tu situación financiera actual y cómo salir de tus deudas. ¡Contáctanos vía telefónica al 800 880 4517 o a través de nuestro formulario

Otros artículos más vistos

¿Por qué es mala idea pedir préstamos para salir de deudas?

¿Por qué es mala idea pedir préstamos para salir de deudas?

Si tienes más de una deuda de tarjetas de crédito, sabrás lo frustrante que puede ser tratar de…

Leer más
Acelera la reducción de tu deuda

Acelera la reducción de tu deuda

La deuda prolongada, o peor aún, el aumento de la deuda es un sentimiento debilitante. Sin embargo, puedes…

Leer más
Finanzas inteligentes para principiantes

Finanzas inteligentes para principiantes

El dinero afecta casi todo lo que hacemos en una sociedad moderna. Sin tener conocimientos financieros, es difícil…

Leer más