Conoce 4 tipos de deuda y descubre por qué deberías evitarlas a toda costa

En el mundo de las finanzas existe un tema muy, pero muy importante que, a menudo es ignorado o pasado por alto. ¿Sabes de cuál se trata? ¡Exacto! De las deudas. Pues, aunque parece que todas son iguales, lo cierto es que actualmente existen muchos tipos y cada una tiene diferentes cualidades. ¡Conócelas!  

Aunque muchas veces es posible estar 100% libre de deudas, para tener una buena salud financiera debes esforzarte por deshacerte de las que son más difíciles o te causan más problemas.

Número 1: Deuda de incumplimiento 

El primer lugar de esta lista de peores tipos de deudas lo ocupa la deuda de incumplimiento, que es la deuda que ya tienes, pero que has descuidado o dejado en el olvido. Cuando abandonas por mucho tiempo una deuda, por lo regular, tu acreedor informa tu incumplimiento a través del Buró de crédito, lo cual puede ocasionar que tu reputación se hunda como piedra en el lodo, especialmente si los pagos  atrasados que tienes son numerosos o tienen mucho tiempo. Con este tipo de deuda, las llamadas de los cobradores pueden aumentar y la dificultad para obtener un nuevo crédito se hace más presente, pues la marca negativa que se ve en tu historial crediticio dura aproximadamente 72 meses. 

Número 2: Préstamos con tarjeta de crédito

Dado que en la actualidad un gran número de tarjetas de crédito están disponibles para cualquier tipo de persona, el acceso al dinero prestado se ha vuelto extremadamente fácil. Pero, ¿cuáles son las desventajas de todo esto? Que las tasas de interés parecen amigables hasta que las personas viven su primer incumplimiento y su deuda crece sin control. 

Sí, es fácil sucumbir a la tentación de las tarjetas de crédito, pues ofrecen disponibilidad barata y supuestos beneficios y recompensas, pero, realizando únicamente los pagos mínimos mensuales, una persona promedio podría tomarse varios años de su vida para poder saldar lo que debe. Así que ahora ya lo sabes, si vas a tramitar una tarjeta de crédito, debes ser consciente de que necesitas tener cuidado con ellas, pues, si no se administran de la manera correcta, pueden ser una trampa, un trago amargo y un insoportable dolor de cabeza. 

Número 3. Préstamos digitales 

Los puedes ver anunciados en tus redes sociales, y te ofrecen una cantidad de dinero que crees que puedes devolver muy pronto, y lo único que te piden es instalar una aplicación que, por desgracia, tendrá acceso a tus contactos, ubicación, videos, mensajes y galería. Sí, en el puesto número tres están las deudas a aplicaciones digitales. ¡Cuidado con ellas! 

¿Por qué las personas caen? Al comienzo, el usuario no siente mayor preocupación, hace todo lo que le piden y continua con su vida normal, pero, si un día caen en impago, todo cambia. Debes tener cuidado con este tipo de deudas porque, por lo general, las personas que operan con este tipo de servicio comienzan a mandar tu rostro a todos tus contactos y a denunciarte de las peores formas posibles. 

Número 4: Préstamos para automóviles 

Los préstamos para automóviles en algunas situaciones no son una buena idea. Pues, ¿qué sentido tiene pedir un préstamo de 200 mil pesos, o más, para pagar un activo que comenzará a perder valor tan pronto como pase el tiempo? A menos que sea una rareza o cualquier tipo de automóvil retro o clásico valioso, los automóviles simplemente parecen ser uno de los peores tipos de deuda a adquirir. Así que, si puedes ahorrar para tu próximo automóvil, simplemente págalo en efectivo o tramita un crédito que no sea muy costoso. 

Los peores tipos de deuda son aquellos en los que no obtienes ningún beneficio con el paso del tiempo. Las deudas que no te ayudan a aumentar tu patrimonio neto, de alguna manera no tiene valor y con el tiempo se pueden transformar en problemas inmanejables, por ese motivo, te invitamos a que te mantengas alejado de ellas tanto como sea ​​posible, ya verás que tu futuro y tu salud financiera lo agradecerán. 

Saldo Cero: salud y bienestar financiero

¡Toma las riendas de tus finanzas personales y anímate a dar el primer paso con Saldo Cero! La oportunidad de sanar tu vida financiera y deshacerte del insomnio, la preocupación y el estrés provocado por las deudas es posible. Si actualmente quieres liquidar tus deudas porque estas se han salido de control,  llámanos al 800 880 4517, uno de nuestros asesores expertos te orientará de la mejor manera posible. 

Somos una reparadora de deudas con éxito a nivel internacional que te ayuda a pagar hasta un 70% menos de lo que debes. 

Beneficios: 

  • Te ofrecemos un programa personalizado y diseñado para reducir en un gran porcentaje tu deuda inicial. 
  • Con Saldo Cero puedes reunificar tus deudas sin pedir créditos nuevos.
  • La manera en la que liquidas tu deuda es a través de un plan de aportaciones mensuales, mismo que se ajusta a tus ingresos y estado financiero actual.  
  • Negociamos el mejor descuento posible sobre el total de tu deuda y, al concluir con tu plan de aportaciones, te entregamos un certificado de liquidación. 

Información importante:

  • Para reunificar deudas e ingresar al programa de Saldo Cero, el mínimo de tu adeudo total debe ser de $30,000.
  • Las deudas no garantizadas y sin aval, como las deudas de tarjetas de crédito y los préstamos bancarios o de financieras, son los tipos de deuda que podemos atender. 

Otros artículos más vistos

¿Por qué es mala idea pedir préstamos para salir de deudas?

¿Por qué es mala idea pedir préstamos para salir de deudas?

Si tienes más de una deuda de tarjetas de crédito, sabrás lo frustrante que puede ser tratar de…

Leer más
Acelera la reducción de tu deuda

Acelera la reducción de tu deuda

La deuda prolongada, o peor aún, el aumento de la deuda es un sentimiento debilitante. Sin embargo, puedes…

Leer más
Finanzas inteligentes para principiantes

Finanzas inteligentes para principiantes

El dinero afecta casi todo lo que hacemos en una sociedad moderna. Sin tener conocimientos financieros, es difícil…

Leer más